Durante los inviernos de 2011 y 2015 viajé a la ciudad de Winnipeg, Canadá para visitar a mi madre que emigró allí para tener una mejor vida con su marido canadiense Patrick. Durante esos períodos y como inmigrante temporal he explorado la relación con la ciudad y el clima extremo que los habitantes y mi madre tienen que enfrentar cada invierno. Al mismo tiempo, he intentado comprender y experimentar -a través del acto de la fotografía- la nueva vida de mi madre en un país completamente distinto. -42º es la temperatura más baja que he experimentado en mi primera estancia.

-42º
Cristóbal Olivares

Editorial
Ediciones La Visita

40 páginas
12×16 cm
Impresión digital
Publicado en 2013, Chile
Edición limitada de 1000 ejemplares

10 € + gastos de envío